4 may. 2016

El fin de la pasión

¿El fin de la pasión?

¿Que qué es?

Es un reloj en el que no quedan segundos,
un envase cuando yace ya vacío,
es buscar los bolsillos de la nada.

¿El fin de la pasión?

Es un miembro fantasma,
una mansión sin puertas,
un paraíso donde no quedan entradas.

Es una carretera sin sentido,
la nostalgia cubriéndolo todo
mientras gira nuestro cuello hacia el pasado.

El fin de la pasión
es un viaje —sin maletas— al futuro,
un partido donde ya no hay jugadores,
veinte vidas donde ya no queda una.

Es un chicle masticado,
el sopor a plazo fijo,
la llegada celestial de la desgana.

Es un globo que se escapa de las manos,
dos adultos sin juguetes,
una piel sin novedades.

Es el deseo multiplicado
por el número de pieles que hoy se encienden,
la resultante del desgaste
menos los besos que te resta la rutina.

¿Y queda algo al acabar la pasión?

Pues claro, no seas imbécil.
Queda todo lo demás
y no es tan malo.

A veces todos suena exagerado,
y la vida es, quizás, como este poema,
que de tanto valorar lo que se ha ido
se olvida que nos queda lo que queda.

Lo creímos, que sin intensidad
el amor es un balón sin aire,
pero no. No es cierto.

Preocúpate solo cuando no quede ternura,
cuando ya no queden ganas.
Accede hasta la angustia cuando quieras huir de una persona,
no por no arder a todas horas.

No adelantes un final
solo porque ya no venga a verte el arrebato
o no tengas caballos relinchando en tu pecho.

Si hay amor hay brasas
y pulmones para soplar.


7 comentarios:

Camila Lobo Silva dijo...

Llegaste en el momento justo, Marwan.

Pau dijo...

Ayer compré tú libro, y la conexión contigo es brutal!

Cris dijo...

No words, eres grande Marwan

Carlos Cisneros dijo...

¿Porque? si el amor tiene tantos argumentos para amar ¿porque? si el amor es tan fuerte, una sola acción lo puede convertir en un tormento de noches eternas

Lore dijo...

Demasiado devastador como para que al final queden ganas de soplar, no? O seré yo que estoy desganada en estos asuntos...

Alejandra Lara dijo...

Será por poesía ;)
Pasaros por mi blog, que algunos poetas aún necesitamos que nos descubran.

https://elmundodepuntillas.wordpress.com/

Ana Lozano Cantó dijo...

Lo cierto es que el amor hay que trabajarlo todos los días.La pasión tienr una duración muy corta si no se basa en las ganas de permanecer con el otro contra el viento y marea de la rutina