31 may. 2016

La respuesta

A veces me pueden los sueños
y conozco a mujeres
—quiero decir que me las cruzo
o comparto un rato con ellas—
y sin filtro ni credenciales
en un instante me imagino una vida entera a su lado
con la obstinada la imagen de la felicidad,
un despertar en mañanas blancas,
entre sábanas,
con caras de anuncio,
o me las imagino,
simplemente,
tapando el frío.

En el metro, aeropuertos, bares,
librerías, tiendas de ropa,
esperando a que se ponga en verde un semáforo,
en cualquier lugar,
allí están para darme la vuelta a la cabeza
por un rato.

Luego regreso a mis cosas,
porque cruzan la calle y desaparecen
o se deshacen en los brazos de otro
o simplemente me miran pensando
cómo puede haber alguien con tanta tristeza
ignorando que ellas, cualquiera de ellas

quizá sea la respuesta.

8 comentarios:

Ana MARTINEZ GONZALEZ dijo...


Grande Marwan... puro y transparente, incombustible, haces sentir con cada poesía y canción.
mi pequeño homenaje a usted tiene forma de dibujo...

http://anamartinezgonzalez.com/?p=570

La verdad es que no se si esto llega a leerse o será autodestruido por algún robot, digamos que el entretejido social virtual, no es mi fuerte.
Un placer leerle.


El Hombre del Pañuelo dijo...

Increible Marwan, he disfrutado en tu poema tanto como con tus canciones.

Me inspiras mucho, así que gracias

Un abrazo

Nacho Sánchez dijo...

Cuántas veces,
cuántos días,
giro de cuello y posterior amnesia.

Muy identificado.

Anónimo dijo...

Te entiendo, Marwan. Somos muchos los hombres que nos enamoramos varias veces al día, jeje...

CARMEN QUINTEIRO dijo...

Se trata de soñar, qué más da la coordenado donde por un rato pongamos nuestras ganas y nuestra sonrisa.
Me ha encantado, Marwan.

Desi RT dijo...

Acabo de descubrirte...de leerte..de escucharte...y me he enamorado de tus palabras
me he enamorado de tu voz.
Gracias por existir!!!

Jimena Iturbe Guadalquivir dijo...

Eres más qué un gol, eres un ser maravilloso, eres un poeta de paz... Gracias Marwan.

Jimena Iturbe Guadalquivir dijo...

Eres más qué un gol, eres un ser maravilloso, eres un poeta de paz... Gracias Marwan.