1 mar. 2016

Cada día

Cada día eso, ese antílope en el pecho
y estas ganas animales de vivir,
de esperar que algo pase,
que algo me traiga una alegría de bolsillo
o la fiesta de la vida a mi portal.

Cada día espero eso,
un trallazo de felicidad,
un poema inesperado,
un encuentro que ilumine,
un concierto,
una canción,
una buena llamada de mi hermano.

En eso consiste mi vida,
en la espera constante y paciente
—al modo en que los pintores viven trazo a trazo—
de que cada día algo emocionante pueda suceder.

Por eso vivo,

eso me mantiene el alma en pie.

10 comentarios:

Siénteme dijo...

Tus letras, trallazos de felicidad para mis ojos.
Ojalá te pase, eso que no esperas y te ponga a dar vueltas.

Besos felices.. :)

Belén dijo...

Yo espero lo mismo.
Me siento muy cercana a tu forma de ver la vida y de escribir.

Patricia Silvero dijo...

Hoy vos me iluminaste, estas palabras respondieron a mi pregunta de estos últimos días: por qué sigo viviendo? Gracias, hermano, esta llamada era la que estaba esperando...

Patricia Silvero dijo...

Hoy vos me iluminaste, estas palabras respondieron a mi pregunta de estos últimos días: por qué sigo viviendo? Gracias, hermano, esta llamada era la que estaba esperando...

Anónimo dijo...

http://lasseisletras.blogspot.es/

Unknown dijo...

Asíes tambien para mi, y ademáss de esperar busco y doy con estos rincones de los que aspiro el aire que a veces me falta y que convierten en bello un instante aunque sea breve, el que dura de leer y contemplar lindas impresiones. Gracias

Fernanda Roldan dijo...

Porque en tus poemas, siempre me encuentro!!

Anónimo o no dijo...

Hola Marwan!me gustaría hablar contigo sobre un proyecto en el fin del mundo,donde empieza todo.Sí estas interesado contesta a este mensaje.

Anónimo dijo...

¿Y si cada día ya no hay animales en el pecho?
¿Y si cada día la nostalgia es más fuerte?
¿Y si cada día ya no espero encontrar nada?
Y se pasan los segundos sileciosos, clavándose en mi memoria como un eterno vacío, dejándome anestesiada porque ya no sé dónde encontrar una salida.
Un tiempo raro, un tiempo extraño, buscando en otros lo que yo no tengo. Soñando despierta y viviendo pesadillas. Alejándome cada día un poco más de mí misma.
Pero sigo viviendo. Con el alma encogida. Resguardada del frío que siento afuera. Hasta que escampe. Y lleguen otras palabras que me salven de mí misma.

Mariela dijo...

Soy venezolana, amante de la poesía, una vez en Youtube te escuché...Me dicen que es de tontos tropezar 3 veces con la misma piedra.. y me atrapó ese comienzo, desde entonces te leo como puedo, refugio en ti mi desamor.
Gracias por compartir y escribir y recitar y cantar al amor cómo lo haces tú. Tengo 49 años y mi Nombre es Mariela