27 jun. 2014

La caducidad del paraíso

Llega la noche.
descuelgo la desgana de mi vida
y marco en el teléfono la matrícula de tu coche.
aceptas 2 segundos antes de mi propuesta.
Preparo la casa y tacho de golpe
esos renglones que dicen que te perdí.
Abro la puerta como si fuera 6 de enero
y tus ojos al primer disparo pasan a limpio mi biografía,
ese lugar del que no debiste haber salido.

No quiero que acabe este abrazo,
No deberíamos aceptar la caducidad del paraíso.

Me cuentas que has vivido entre paréntesis
y que la soledad es algo parecido a la vida en diferido.
Yo te cuento que estoy hecho a tu medida
como otros están ya hechos a una enfermedad incurable
y te cuento que conocí a otras
pero que querer acostarse con una mujer
no es lo mismo que querer despertarse con ella
porque hay chicas que te alegran la piel
pero no el corazón.

Nos callamos, tú miras el vaso entre tus manos.
La ropa cae y arrastra consigo
una tonelada de tristeza.

Luego duermes y yo pienso
que tal vez sólo sea posible el amor
cuando no lo retienes como a un preso
porque siempre querrá escapar.
Quizá deberíamos aceptar la posibilidad
de la caducidad del paraíso,
tolerar la intermitencia de la felicidad,
no meternos más en la boca la palabra porvenir
y agradecer que estés aquí 
ahora.

23 comentarios:

jaime dijo...

Hermoso... Agradecido.

Anónimo dijo...

Qué jodidamente oportuno has sido precisamente hoy con precisamente este poema. Gracias.

S

Irene. dijo...

Increíble...

Eva Carrión dijo...

Creo que es uno de mis poemas preferidos.

Alejandro Vargas Sánchez dijo...

un poema extraordinario. es casi un subgénero literario, esto de la caducidad del amor. visitaré tu página en FB y te dejaré la URL de mi blog, es http://alejandrovargassanchez.blogspot.com. tb soy poeta. saludos

Anónimo dijo...

Escribes magia, eres espectacular.

Viviana Veg'As dijo...

Hermoso.

Fernando H dijo...

Ta bien.

sharaiba dijo...

Mágico y precioso

sharaiba dijo...

Mágico y precioso

VERÓNICA CORDERO FERNÁNDEZ dijo...

Qué belleza! Hermosísimas palabras! Gracias por compartir tu sensibilidad.

Pedro Víctor Martínez Izquierdo dijo...

Cuántos has leído?

Marian Romero dijo...

Cuánto encanto y sensibilidad!

Bea Corazondecaramelo dijo...

Que maravilla, siento escalofrios cuando lo leo...

Azat dijo...

Me lo tatúo en el alma, es lo más bonito que he leído en mucho tiempo...felicidades

Say dijo...

Sublime, al leerlo invade la tristeza. Es cierto, la caducidad del paraíso...

Say dijo...

Sublime, al leerlo invade la tristeza. Es cierto, la caducidad del paraíso...

Anónimo dijo...

Es imposible que alguien que te lea no quede enamorado de tu profundidad, eres magia Marwan. Solo te pido que no dejes de darnos esa magia, sigue compartiendo con el mundo todo ese talento.

noelia gordillo gonzalez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
noelia gordillo gonzalez dijo...

Precioso.

Ruben Garzon dijo...

grande marwan!!!

|andi.na| dijo...

esto me hizo crash, pequeño.
Pero de una manera terrible.

Arcady Tego dijo...

Es el descubrimiento de la felicidad... la sabiduría está en disfrutar no en atar....