23 sept. 2013

Oferta de renovación


Fue el desamor quien se llevó los muebles, quien llenó el descansillo de mi vida de cajas de cartón desengañadas, de ascensores que crujían como las despedidas. Fue el desamor, fue su culpa. También él tuvo la culpa de que pasara seis meses empotrado en un piso temporal pensando qué falló en nuestra estructura. Gracias a eso, fui comprendiendo que a veces encalla en las miradas el destino y se nos borra la sonrisa porque no queremos renovarla, queremos ser los de siempre, sentir lo de siempre, seguir como antes, sin darnos cuenta de eso que decía el dicho, que no estamos distantes… estamos distintos. Ya no podemos alcanzar a aquellos que fuimos hace tanto ni falta que hace. Ahora podemos ser otros, más grandes, pero nos empeñamos en seguir siendo pequeños, chicos cegados por una pasión de anteayer, desorientados por los latidos del pasado. Eso me enseñó el desamor, que somos ingratos con el futuro, que ese desamor solo viene cuando nos empeñamos en no cambiar, cuando no aceptamos al destino las nuevas condiciones de su oferta renovación.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha gustado mucho. estoy en una situación sentimental bastante difícil y me encanta leerte, me ayuda bastante. de hecho hoy he abierto un blog para expresarme y creo que algo se me ha pegado de tu forma de escribir, lo bueno claro. muchas gracias por tus publicaciones. abrazos desde zaragoza.

Raquel dijo...

Grande...

David dijo...

Sinceramente esas líneas me han dado angustias, tanta verdad para un ciego que no quiero ver es un buen puñetazo en el estómago...

Anónimo dijo...

http://polescarrabill.blogspot.com.es

es un blog que esta empezando, pero con muchas ganas! Se puede traducir si es necesario! ;)

Analía dijo...

Impecable y real...

"Eso me enseñó el desamor, que somos ingratos con el futuro, que ese desamor solo viene cuando nos empeñamos en no cambiar, cuando no aceptamos al destino las nuevas condiciones de su oferta renovación."

Voy a llamarle a este día el "día MARWAN". En música, en letras, en blog, en Youtube. Simplemente me encanta, quizás porque me estoy identificando tanto con lo que oigo y leo. Es el regalo que trae el arte, nos trasluce algo de la persona que hay detrás.
saludos!

Abel Peña dijo...

"Que ingratos somos con el futuro..." acepto una vez más las condiciones de renovación que me ofrece el futuro.
Grande Marwan

Anónimo dijo...

Me decis el significado de encallar las miradas en el destino

Anónimo dijo...

Fui comprendiendo qe encayan las miradas del destino i se botran las sonrisas de no renovarlas ...me podeis decir el signoficado