19 jun. 2013

Méritos suficientes



Con 5 años los largos viajes de mi padre me hacían sentir sólo, con un ala rota. Un niño de esa edad no entiende de motivos laborales, necesita a su padre cerca.

Con 6 años tenía tan poca autoestima que cada comentario o regañina caía como un misil sobre mi abdomen. Sufría ansiedad infantil.

A los 8 mi tío dejó de hablarnos a mí y a mi hermano creando una herida incomprensible para dos niños tan pequeños. Todavía me hago esa pregunta, ¿por qué lo hizo?

Un profesor me pegó de hostias en el colegio cuando tenía 11 años porque era racista y no le gustaba mucho la variedad ni mi apellido.

Ese mismo año me dejó la primera chica con la que estuve. Lo mismo sucedió con el resto de chicas que quise a los 12, 13, 14 y 19.

Qué queréis que os diga. Ya escribiré otro poema contando si hice daño a otras personas. De momento, creo que estos son méritos suficientes para obtener el carnet de poeta.

16 comentarios:

cathybean dijo...

Wow... es lo primero que me sale al leer algo que te deje tan vulnerable.

Gracias por ser tan sincero y por inspirarme a hacer lo mismo!!

-Cathy

Anónimo dijo...

:( son tantas las personas que pasan por situaciones similares y tan pocas las que se atreven a revelarlo...
Te conocí hace apenas unos meses gracias a un profesor y, sinceramente, creo que le debo un gran favor.
Saludos desde Las Palmas ^_^

Ruth SH dijo...

Cómo puede nacer un poeta sin ser fecundado por sus heridas??? Imposible.
Eres un crack. Sigue así.
Ruth

Anónimo dijo...

Me gusta escribir poesía. Pero jamás tendré el carné de poeta. Mi padre trabajaba de sol a sol y nunca me llevó al cine o al circo o al parque. Cuando me reñían ser pequeña o introvertida no me hacía sentir peor que a los otros niños pequeños o introvertidos. Cuando tenía once años perdí contacto con mi tía al morir mi tío, estábamos muy unidos, quizá tuvo algo que ver la actitud de mi madre. En aquella E.G.B de entonces todavía había profesoras que creían en que la letra con la sangre entra. Con 11 años todavía jugaba con el nenuco y con 12 y 13. Con 14 años era transparente para los chicos que me gustaban y con 19, decididamente, no existía.
Qué quieres que te diga. No creo haber tenido una vida traumática, ni me empeño en ello.

Un saludo

Anónimo dijo...

A ver, sin acritud...
Qué esto de los carnés se las trae.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Ser poeta, escritor, músico, etc.. no es algo que uno pueda acreditar con un carnet. Es algo que va más allá de etiquetas, licencias o autorizaciones.

Ser poeta es una forma de estar en el mundo...y la poesía un medio de expresar, sin más. Como muchos otros medios de expresar sólo que con un envoltorio precioso.

Hay muchos poetas en el mundo sin necesidad de ese "carnet" y sin vidas "traumáticas" que justifiquen su poesía.

Cuando uno tiene que justificar su forma de estar en el mundo...igual es que necesita demasiado la aceptación de los demás y eso es contraproducente para el poeta y para el artista en general.

Saludos.


Marwan dijo...

Nunca contesto a estas cosas pero lo cierto es que siento que las personas que han hecho los 3 últimos comentarios han leído el poema sin ningún sentido del humor. La poesía es un lugar para la poesía, para la imaginación, para los juegos, para darle la vuelta a las cosas y para la metáfora y no solo para la verdad o para tomarse al pie de la letra todas las cosas escritas. Y en algún comentario además, veo cierto tono de superioridad que lo convierte en de muy mal gusto.

Esa es mi opinión sobre vuestros comentarios.

Un abrazo a todos los que leéis las cosas con calma y sin tomaros (tomarlo) tan en serio :)

Anónimo dijo...

De acuerdo Marwan. La próxima vez que lea que un profesor pega de hostias a un niño de once años por motivos xenófobos, me pararé a leerlo con calma, me lo tomaré como un juego, intentaré darle la vuelta, le echaré (mucha) imaginación e intentaré encontrar la metáfora.

Un saludo

David MacDonald dijo...

No entiendo que la gente que insulta a la poesía y a un poeta se meta en un blog de poesía...
Me parece muy bueno el poema.
Y aunque no me gustara, no entiendo como alguien que lee poesía intente demostrarse superior que otros... Eso es que no han entendido lo más básico de la poesía...

Ricardo Santana Morales dijo...

Gracias Marwan por responder a esos comentarios. a mi tampoco me parecieron afortunados. No leyeron. Y si leyeron, no entendieron. Y si entendieron, no saben. Y si saben, no sienten. Y si sienten...se sienten solos.

Liedchen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Liedchen dijo...

Me parece muy enternecedor. Es como buscar un abrazo en el que lee.

Como lectora, textos o poemas así son pequeños regalos que me remueven por dentro. Me gustan las cosas que provocan emociones.

Me gusta pasar por aquí a ver qué cuentas, sin juzgar lo que leo. Y casi siempre, me hacen pensar y por eso vuelvo.

Y porque como dice Benjamín Prado, leer te da el privilegio de vivir otras vidas.

Me ha gustado mucho el texto, sobre todos, porque provoca mucha ternura.

Un abrazo, fuerte.

carmen.-

olgueteando dijo...

me llama la atención que a los que nos gusta este poema pongamos nuestro nombre y los que lo critican negativamente sean "anónimos"... ¿será timidez o cobardía?
en fin, que lo haces genial, marwan, por mi parte te animo a seguir en tu línea.
bsots.

Marcelo Marzuka dijo...

Muy bueno Marwan, como siempre.

Marisa dijo...

Hola, Marwan
Te felicito por tus poemas y tus canciones que poco a poco se van haciendo no un sitio, sino su sitio. Pero en la confrontación de este post yo estoy de acuerdo con las opiniones del primer y tercer anónimo. No tanto con el segundo, ya que ver superioridad o no, es una apreciación personal que daña más que aporta.
La poesía puede ser ficción o real, pero independientemente de que sea una experiencia propia o una invención, el lector tiene una opinión sobre ella, que puede exponer u omitir en un comentario, sea anónimo o no, que son a fin de cuentas de lo que se alimentan los blogs.
A mí este escrito me transmite provocación, independientemente que fuera cierto o no. Quizá no era el objetivo pero creo que coincidimos en que los poemas son algo vivo, orgánico.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

el sentimiento hecho palabra
Patricia del Olmo