28 abr. 2013

Poema para domingos con esperanza


Hay que ser más listo,
ver lo que te ofrece el desengaño
como quien comprende que la palabra problema
esconde en su interior la palabra poema,
comprender que quien es capaz de escuchar a las heridas
también está haciendo poesía.

Ponerle un altavoz a los errores
para que te digan que sucedió,
en qué cordón caíste.
La espina te recuerda
que la belleza tiene un precio,
exactamente igual que la brasa,
exactamente igual que su cuerpo:
amar a alguien conlleva consigo la posibilidad
-por no decir la seguridad-
     del olvido.

Así que cámbiate la mirada,
mira con perspectiva todo,
búscale el reverso a las heridas
y la cara B al amor.
Todo conduce al mismo lugar,
a un lugar alejado de la superficie de las cosas,
un lugar donde marchándote muy lejos de donde estás
posiblemente haga que te encuentres.

17 comentarios:

Raasweet dijo...

Me encanta.

lamernos con palabras dijo...

A tu lado, tiemblan los domingos.

teresa dijo...

Por favor ven a ciudad real!!

Maidemaite! dijo...

Y a murcia y recitanos!

Anónimo dijo...

Precioso

Isa. dijo...

"comprender que quien es capaz de escuchar a las heridas también está haciendo poesía."

Me ha atravesado esa frase.
Tan grande como siempre, Marwan.
Un abrazo.

belen dijo...

Poema implacable para una tarde de domingo... de lunes, de miércoles... para esas nubes negras que suelen acechar algunas semanas. Gracias!!

joaquin dijo...

que bueno!

Anxo dijo...

Tal vez debamos escuchar el eco de las heridas para que cicatricen sin riesgo de infectarse, para que no duelan los recuerdos y sintamos así los horizontes más amables y cercanos. Tal vez haciendo un inventario de errores nos salgan las cuentas de que mereció la pena equivocarse, de que todos los caminos tuvieron un sentido, aunque terminaran en un abismo de espinas y rencores. Tal vez consigamos que las viejas fotográficas nos sonrían, y que al abrir el baúl de los recuerdos volvamos a sentir la capacidad de amar que teníamos entonces. Tal vez todos los domingos nos lleven a las puertas de un lunes donde podamos desactivar a nuestros fantasmas con una armadura de esperanzas…
Gracias por esos rabos de nube con los que llenas nuestros bolsillos...

Anónimo dijo...

http://nonosobranlosmotivos.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

Llevo todo el dia releyendo tu poema ...no había mejor titulo! me encanta!!!

Anónimo dijo...

Eres la mejor de las terapias!

Anónimo dijo...

Me quedo sin palabras con cada cosa que escribes..cada cancion.. Es fascinante la manera que tienes de calar tan hondo en los demás! Eres sentimiento en estado puro...

Analía dijo...

me encanta!!

Elizabeth Pérez dijo...

Sublime verdad. ¡Gracias!,

Anónimo dijo...

Gracias! Lo necesitaba...desde Buenos Aires!
Te esperamos.

Erev dijo...

No vas a poder deshacerte de esa intensidad que parece rodearte (me arriesgo,lo se) pero no se si sabes que eso es precisamente lo que te hara ganar como a nadie. Un placer leerte.