6 jul. 2011

Problemas crónicos de la madurez

Están perdidas en los colegios
todas las muchachas con falda
que amé cuando era niño,
los balonazos que pegábamos
en las ventanas del porvenir
y los centímetros que le ganábamos al destino
según crecíamos.

Echo de menos las monedas de quinientas
y su milagro de los viernes,
cuando la libertad era un viaje en metro sin padres,
dar la mano por primera vez
en la oscuridad de un cine de barrio
o quizá algún beso sin saliva
y sus instantes previos
cuando nos latía el corazón en todo el cuerpo.

Nos despertamos de repente,
como si la vida nos empujara de la cama
y cayéramos de golpe contra la realidad
y ya no quedaba tiempo para equivocarse.

Si hubieras sabido entonces lo que sabes ahora
la habrías besado –piensas.
Si hoy supieras lo poco que sabías entonces
tal vez no tendrías miedo a recaer en aquella mujer –piensas.
Qué cosa extraña la vida,
qué desorden tan calculado
y los sentimientos que son números decimales
nunca cifras concretas.

Ahora por fin tienes barba –tal y como querías-
te afeitas cada día –maldiciendo que crezca tanto-
y ves a la adolescencia agitando sus pañuelos
en la estación de las obligaciones
y te acuerdas cuando la infancia se caía de un columpio
y regresabas sudado, con la rodillas moradas
a una tarde de nocilla y televisión.

Y sientes miedo.
Bienvenido a la madurez.

13 comentarios:

Calipso dijo...

miedo, vértigo con cifras decimales, en lugar de jugar a par o impar

Wanderer dijo...

Qué poema más cargado de nostalgia y de razón. Se me han escapado de repente las palabras y no consigo atraparlas con los dedos ni recogerlas con el teclado. No puedo añadir nada más.. Enhorabuena

Mjo dijo...

Mis manos son mellizas, nacieron el mismo día provocando mi sonrisa

a pesar de que se parecen, no son iguales son distintas

De pequeña ellas hacian su vida de forma divertida

exploraban mundo mundano y cogian lo que hubiese a mano

a mi madre enfadaba pero ellas no hacian caso de nada...

Mis manos han crecido y su cuerpo ha cambiado

sus deditos menudos ahora calzan un estilo más maduro

Siguen siendo distintas y provocando mi risa

siguen investigando el mundo que encuentrana su paso

mi madre ya no dice nada y yo las dejo que hagan lo que les vengan en gana...

Mis manos mis mejores amigas con ellas me lo paso pipa

y las miro detenida como siguen conservando niñez en gran medida

Mis manos andan conmigo por el camino de la vida

ellas tapaban mi boca cuando timida me reía

secaban mis lágrimas cuando llorar me veían

si algo me picaba me rascaban a veces con mucha gana

y dibujan lo que sienten sin dejar que les diga nada...

Mis manos y yo envejeceremos juntas mañana y lo haremos sin dejar de reir con ganas.

Mjo

Bienvenido a la madurez marwan!!!

Francisco Álvarez dijo...

Marwan: No sabía que tenías,
Página.Que sorpresa.
Escuche por primeras vez tus canciones , por una amiga de españa, y tambien las de tu amigo Luis Ramiro.
Te fuí a ver a La casa en el aire.
Este poema tiene imagenes muy memorables.Realmente te comé y florece.
Espero que me leas, yo soy escritor, al menos trato, jajja.

Saludos del chile de Allende.

Isa. dijo...

Últimamente a mí también me dan las nostalgias, sólo que no me salen poemas tan buenos como este.
Como cantaba Ismael, "ahora que la adolescencia es un septiembre lejano..."

Un abrazo desde Granada!
Pasa un buen verano :)

.A dijo...

como si la vida nos echase de la cama.. y nos pondria a cada una lejos.. de la otra

Amor primario dijo...

Usted no se imagina la magnitud de amor que yo siento cuando lo leo...Usted sí que sabe enamorarme. De sus letras y de usted. Aun a pesar de las distancias.

Amor primario dijo...

Creo solo haberlo sentido con otro hombre de blogs. Marlon. Lo conoce?

Azul dijo...

Nos hacemos grandes... y eso nos cambia la manera de mirarnos a nosotros mismos, y al mundo que nos rodea... cuando teníamos 15, los de 30, nos parecían tan mayores... y ahora, que tenemos 30, preferimos no pensarlo...

Muy nostálgico... me encantó..

Amor primario dijo...

Un texto muy Almodovar.
Lo disfruté. Me gustó. Mucho.

sandra saidt dijo...

celebro hoy haber descubierto a este talento transoceánico, soy argentina y buscando una canción a la memoria de mi padre descubrí "canción a mi padre" y fue conmovedor...salud !

R. dijo...

No se puede hacer nada más bonito con una guitarra.

Gracias por el concierto de esta noche en gijón, de verdad, qué grande. Risas, versos y las canciones que llevo escuchando tantísimas veces sin que se rayen. Mi paracaídas debería ser un código de barras. ¡Espero que aparezca Noviembre!

(Rubia de la primera fila)

Anónimo dijo...

hola bienvenido a la madurez .. yo madure a los 30 años! me costo largar los complejos que adquirimos o que nos heredan nuestros padres lo lindo es aceptar los errores que cometimos y sentir que son vivencias que en vez de marcarnos , queden en la memoria para decidir mejor .Es cierto los amores de la adolecencia fueron los mas puros y seria lindo amar asi sin miedo! por que el corazon se curte y cuesta darlo todo a la primera . un beso y amo todo lo que haces!