27 ene. 2010

Parte de bajas

Las parejas en que el sexo es un recuerdo
La evidencia de un rimmel que se diluye
Aquel tren que recoge almas sin rumbo
Los amantes que se ven en el banquillo
¿Acaso te invitaron a ser libre?
Teléfonos, mensajes, nunca más
Confundir el compromiso con las rejas
Las caricias convertidas en desidia
Un televisor que te mira pensativo
Él buscándose entre mantas y tantas
El precio de las cosas más hermosas
Agujeros que están por analizar
Revistas, platos sucios, dando vueltas
La mitad en que nunca me entendiste
La erosión de algunos años
Esa generación que se niega a crecer
Olvidaste tus deseos entre
Los sueños que no contó aquel camarero
¿Te atreviste a ser feliz?
Ventanas, ojeras y parches
Espérame por favor
La inercia de seguir sin saber muy bien por qué
Caminar con los ojos en otros calendarios
Los consejos que das, que nunca cumples
Cambio climático en la habitación
¿No crees que habrá algo que aprender?

13 comentarios:

Raisa dijo...

"Confundir el compromiso con las rejas"

me encantaaa!!!! sigue asii!

LaNiñaMariposa dijo...

"¿Te atreviste a ser feliz?
Ventanas, ojeras y parches
Espérame por favor
La inercia de seguir sin saber muy bien por qué
Caminar con los ojos en otros calendarios
Los consejos que das, que nunca cumples"

esto es lo que más me arañó... uff pero me gusta.

Besos de Mariposa.

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Me encanta, como todas, la verdad, no sé si leerás estos comentarios, supongo que sí, Marwan, estas navidades me regalaron el disco de Dramas y Caballeros y yo quería el tuyo, pero mis padres me han dicho que no lo encuentran, ¿Puedes darme una pista de dónde lo venden?
Casi te pillo en el PayPay, lástima que soy menor y no me dejan entrar en esos sitios,
vuelve a Cádiz, por favor.
Mil besos desde el sur.

Auxi dijo...

Siempre hay algo que aprender, de lo vivido, de lo que nos ata, de lo que nos hace libres, pero acaso lo somos? incluso algunas veces teniendo el derecho y la libertad de escoger, nos quedamos con lo mismo, será porque nunca aprendemos del todo, será porque nos acostumbramos a la desidia y al recuerdo, será porque somos tal vez cobardes...

me enamoran tus palabras,gracias por compartirlas una vez más, deseando que llegue el día 12 nos vemos en Luz de Gas.

Anónimo dijo...

oye, a luz de gas todos disfrazados no?

yo he dado de baja a la vergüenza y a las malas caras, supongo que dar de baja al miedo es imposible, pero me conformo con pegarle patadas.

eso si, dar de baja a "los agujeros que están por analizar", no sé yo, mejor que no quede nada en el tintero (o en el agujero)

Sanuye

RuMBi dijo...

Llego aquí por una recomendación, y me encuentro con que lo que escribes es impresionante :)

Un saludo!

Liedchen dijo...

Hay tres lineas q especialmente me han atravesado.

Muy bueno Marwan.

Un beso graaaande

Sonia dijo...

uff...qué ganitas de un libro tuyo...
Besos :o)

Anónimo dijo...

Me recordó mucho a un libro de Ray Loriga "Ya sólo habla de amor".


'La mitad en que nunca me entendiste...'

Anónimo dijo...

Sólo en algunas horas.

Anónimo dijo...

... y sin embargo, te quiero...

"Ciudadana del mundo" dijo...

Te descubrí hace poco.

Me encanta como escribes¡¡¡:)

VERA dijo...

Siempre hay que aprender de cualquir sitio, el compromiso es con uno mismo...

Gracias a ls "jornadas de la paz" te encontré: todo un descubrimiento.

Saludos.