14 jul. 2014

MADRE e HIJOS (Sobre Palestina, Israel y la comunidad internacional)

¿Os imagináis a una madre que tuviera cientos de hijos a los cuales vigilase para que no se desviaran? ¿Os imagináis que cada vez que un hijo se portara realmente mal o se peleara con otro se le castigara? Sería justo, ¿no? ¿Os imagináis que uno de esos hijos, por el mero hecho de haber sido maltratado en su infancia por algún hermano loco, se le permitiera hacer lo mismo con total impunidad cuando fuera mayor por no haberle cuidado lo suficiente? Pues así es como está el mundo. La madre es la Organización de las Naciones Unidas y el hijo que fue maltratado Israel (o los judíos si somos precisos) y por eso hoy en día se le permite todo sin ponerle ningún tipo de sanción. Israel mata, crea apartheid, encarcela, tortura, bloquea el paso de bienes básicos, coloniza tierras palestinas e ignora los tratados internacionales. Soy absolutamente partidario de la paz entre palestinos e israelíes pero también considero que los palestinos tienen derecho a defenderse. Gaza es una ratonera humana, viven en condiciones de miseria total, son torturados, sufren cortes de electricidad y agua cada semana, tienen sus fronteras cerradas al gusto de Israel no dejando que lleguen alimentos ni material sanitario, han bombardeado muchas de sus escuelas, envenenan el agua de sus pozos para volver estériles a los hombres, los cazas del ejército israelí sobrevuelan las poblaciones de Gaza a todas horas de la madrugada para despertar a la población palestina como mecanismo de tortura, no les permiten pescar pescar en sus propias aguas por prohibición israelí y aún así pretenden que se queden quietos. Por eso lanzan cohetes. Yo también lo haría. Cualquiera lo haría. No hay una persona en el mundo a la que le metan el dedo en el ojo una y otra vez, cada día de su vida y no acabe soltándote una hostia. Así de sencillo. Y ahora pasa lo que pasa...que la respuesta de Israel es salvaje, como siempre, cientos de palestinos muertos en otra operación, miles de desplazados, más y más desgracia... Lo que pasa es que nadie se atreve a intervenir porque hay demasiados intereses para con Israel, estratégicos y económicos y por eso nadie se atreve a imponer una sanción en condiciones como sí se hace con otros países. En fin, que os voy a contar…

11 comentarios:

Cobacho dijo...

Textos así no encontrarás jamás en ningún telediario de tarde.

Ni de mañana ni noche.

Irlanda Mtz. dijo...

Es muy dolorosa la situación que están viviendo las familias, los más indefensos, en esa zona del mundo. ¿Qué puedo decir desde México? Únicamente lanzar una plegaria, tratar de re-transmitir mensajes sensibles como éste… y digo que puedo hacer poco, porque situaciones similares de violación consecutiva a los derechos humanos se viven en mi tierra, en el paso de hermanos sudamericanos, de niños y niñas mexicanos, hacia Estados Unidos de América… aunque con otros tintes y en otras escalas. Sin embargo, lo que irrita y hace sentir impotencia, es que el pleito entre Palestina e Israel, además de desproporcionado, ha sido ignorado por quienes pudieran intervenir. Desconozco a esa "madre", porque no muestra interés sobre sus hijos. Gracias por ayudar a poner la atención en este conflicto, se necesita y se agradece. IMD

Anónimo dijo...

Difícil hacerse una idea de lo que es. Increíble el abandono por parte de nuestros dirigentes y organizaciones. La ONU, un organismo por la paz y seguridad, por los derechos humanos, unidos por un mundo mejor...pero siempre que no haya intereses por medio. Sin hablar del Nobel de la Paz, que desde EEUU no hace absolutamente nada. Es una sensación parecida a cuando te enteras de que los Reyes Magos son los padres. Mitos que se caen. Hacerse mayor de golpe. Con la diferencia de que sigue muriendo gente inocente a cada momento. Es que de verdad que no me entra en la cabeza. No sé si es que no tengo palabras, no han inventado adjetivos para esto o podría estar horas cagándome en lo que hemos construído. En resumen, enfadada con el mundo. Pero nunca partidaria de la violencia aunque suene idílico. En fin...

Anónimo dijo...

En verdad me pregunto si existen aún los derechos humanos, o si es que seguimos siendo humanos, tal vez se nos esta olvidando pensar, razonar, reclamar, y demás; estamos acabando con todo y por si no fuera suficiente nos estamos acabando los unos a los otros.

Anónimo dijo...

No estoy a favor de Israel ni mucho menos, pero es una guerra no hay buenos ni malos. Y como siempre, ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos, creo que nos dejamos llevar por lo que nos dice la televisión y estamos juzgando sin saber realmente toda la historia...
Insisto no estoy a favor de todo lo que está haciendo Israel y me parece una barbaridad, aún así no creo que Palestina sean los santos venidos del cielo.

Anónimo dijo...

algo tan sencillo como dejar vivir a la gente en su tierra...

guadalquivir

Sara Álvarez Redondo dijo...

lo que esta haciendo israel es un genocidio.

Alvaro Blazquez dijo...

No te falta razón cobacho

NAZARET dijo...

Hace un tiempo vi un documental , "Promises", Los autores llevan a cabo el segumiento de siete niños judíos y palestinos, a los que entrevistan sobre diversos aspectos de sus vidas y de la situación que viven cada uno, para obtener un acercamiento alternativo al conflicto palestino-israelí. Los niños nos cuentan sus experiencias sobre cómo es crecer viviendo en Jerusalén.Hay un clamor común en ese grupo de niños y es el deseo de que "los mayores" hablen y solucionen el problema...en un momento dado en el documental, los niños de un lado y otro quieren conocerse para hablar y explicarse unos a otros como viven el conflicto y que sienten, ese encuentro entre los niños se da gracias al director del documental y es esperanzador ver como pueden dejar de lado el odio, el miedo , sentimientos sembrados por los adultos, para dejar aflorar la empatía y la necesidad de conocer el otro lado de las cosas.Los niños acaban jugando un partido de fútbol juntos...
Deberíamos escuchar más a nuestros niños, ellos son ciudadanos de ahora y hombres del futuro, es esperanzador ver como, desde la clarividencia que da la inocencia, se pueden solucionar grandes problemas con soluciones sencillas, la apuesta de estos niños es el diálogo y el decidir que todos tienen sitio en Israel, tan sencillo como eso, si se quiere...
Mientras haya niños hay esperanza de que algo cambie.

Maryam Ouhammou dijo...

Marwan es mitad palestino,seguro que conoce la historia en profundidad

Maryam Ouhammou dijo...

Marwan es mitad palestino,seguro que conoce la historia en profundidad