18 dic. 2012

Algunas cosas sobre la soledad

Soledad, ya no me acuerdo de ti,
ya no manchas, ya no corres por mis cuadernos.
Este será el último folio, tu última casa
antes de borrarte para siempre,
antes de suprimirte de los lenguajes del mundo.
Entiéndeme, es más intenso
el lenguaje de su cuerpo
cuando se recoge el pelo
y deja la caligrafía de su cuello
a la vista del mundo.

Así que no pasa nada soledad,
tú y yo hemos pasado grandes ratos juntos
y también me has jodido un poco
                         -por qué no reconocerlo-
pero yo te fui realmente fiel durante todos estos años.
Fuimos de la mano a todos los bares
me besabas en la boca
me traías canciones de color gris
aunque también escribiste Mi paracaídas,
Sueños sencillos, El próximo verano
y esos fueron tres regalos gigantes.

Pero ya está, fue suficiente,
cambio de pantalla, mudo de piel,
pierdo la cobertura, me traslado,

te dejo sola

te dejo sola

te dejo sola

soledad.

4 comentarios:

belen dijo...

Ella era entonces. La vi caminar abatida, desolada la soledad, pero asumiendo su derrota.

Como despedida, ha sido una de las más esperanzadoras que he leído. Enhorabuena!

Cé. dijo...

Cuando te das cuenta se acaba. Y puedes o no echarla de menos.

lukas_dreamer dijo...

te casas?

Liedchen dijo...

Preciosa.