23 oct. 2012

En ese bar de copas

Nos encontramos de repente y le dije que habíamos acabado.
Allí, en ese bar de copas, de nuevo la soledad y yo frente a frente,
rompiendo por fin, mientras la rubia caminaba hacia la puerta
diciendome sígueme, con mi corazón dentro del bolso.

4 comentarios:

Un gato en el tejado dijo...

La traición más dulce y la decisión más difícil, junto con el color de las paredes, claro está.

Sara dijo...

...las rubias...

P dijo...

Al menos te quedarías con otra "rubia" para llevártela a los labios...

La nebulosa dijo...

Soy gran seguidor tuyo, me encataria que me dieras tu opinion si puedes echar un ojo! muchas gracias! =)

http://lanebulosa8.blogspot.com.es/