10 abr. 2012

El partido del siglo

Año 2012, el porvenir con la cadera rota. Ya no puede avanzar.
España camina cansada por las calles de este siglo.
Los estudiantes de hoy son los parados de mañana.
¿Quién dijo que no mejoramos?
Hemos batido el record de jóvenes brillantes sin empleo.
Vamos a calle, vamos a celebrarlo.
No me extraña que los niños quieran ir a Gran Hermano.
Su vecino es ingeniero industrial y es pobre.
Su profesora está triste, le acaban de borrar el futuro.
El estado de bienestar cambió de ropa.
Se ha quedado deteriorado como las encías de Bukowski
y ahora vive en un piso alquilado de centímetros cuadrados.
¿Que de qué nos quejamos? Es verdad, en África están peor.
Gracias por las listas de espera.
Gracias por mancharnos los escaños.
Gracias por formar el equipo más grande del mundo:
somos 5 millones de desempleados.
Con esta plantilla ganaríamos cualquier torneo.
¡Qué suerte! Vamos a ser campeones del mundo otra vez.
Venga, vamos a calentar que comienza el partido.
Los políticos sólo van ganándonos diez a cero.
Podemos remontar. La eliminatoria del siglo.
El árbitro viste de negro, como nuestro futuro.
Podemos remontar. Es el partido del siglo.

Y el porvenir con la cadera rota no aguantó en la cancha.
Éramos más que ellos pero muy pocos saltamos al campo.
Cambiaron las reglas del juego en nuestra cara.
Y no quisimos salir a jugar todos
Estábamos viendo nuestro fin en directo.
Lo echaban en GOL TV. En directo.
Éramos más que ellos. Muchos más.
Somos muchos más que ellos.
Y no salimos a jugar, a ganarles el partido.
Nos dejamos ganar.
Nos dejamos ganar.

12 comentarios:

.A dijo...

nos abandonamos en el ultimo momento

P dijo...

Algunos se darán cuenta tarde, y a los demás, ¿qué nos quedará?

C. dijo...

Demasiada razón. joder. ¿Esto no puede ser canción? ¿La música no puede cambiar el mundo?

candela dijo...

Duele leer tanta verdad...

Besos

Wanderer dijo...

Nos quedamos afónicos antes de gritar...

Alfonso Sanz López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfonso Sanz López dijo...

Qué grande!!

Espero que te guste mi entrada en este blog de música sobre ti.
Marwan en La Casa de Apolo
Un saludo!

Liedchen dijo...

Boqioabierta... Golpetazo de realidad...

Abrazos.-

Azul dijo...

A sus pies...

profesora dijo...

Muy bueno, Marwan. Somos como ovejitas, que dicen sí al pastor, aunque la orden sea injusta. Quizá alguna sale del rebaño y se rebela. Pobre oveja negra. Las demás miran, envidian, pero no la siguen, tienen miedo de correr el mismo porvenir de esa pobre oveja negra.

Lo que no saben es que el pastor puede con una, pero no podría con todas...

ely dijo...

Maravilloso. No se puede expresar mejor. Teníamos la oportunidad de ganar el partido y no supimos aprovecharlo. Efectivamente, nos dejamos ganar,todo el que deja de luchar, pierde.
Quizá seamos capaces de reengancharnos y esta vez, ir a por todas. Yo me apunto...
Felicidades. Desde este momento, me convierto en una incondicional de este blog, de tus pensamientos y de tu música.

Anónimo dijo...

Sabes lo que pasa??? Que el que lucha, puede perder, pero el que no lucha... definitivamente está perdido. Espero que nos demos cuenta a tiempo... Un abrazo! Vanessa.