5 dic. 2011

Plástico

Nos fuimos poniendo grises,
conformándonos con las subidas de precios
y la bajada de sueldos,
nos recortaron las alas como las hojas
que sobresalen de los matorrales,
nos pusieron guapos para la foto
pero ya no éramos nosotros.

Ahora somos lo que nos dijeron:
pasajeros repeinados, cuerpos firmes.
Somos la parte de los anuncios
que confirma su victoria,
somos seres desechables,
tenemos el poder de consumir,
la razón en la cartera,
la esperanza en los centros comerciales.
A veces llegamos a la meta
y nos la mueven un metro más allá,
una y otra vez, una y otra vez.

Nos lo dejaron claro:
no levantes la voz, compórtate,
hemos hecho este camino para ti,
no protestes por si acaso,
no repliques a tu jefe,
asiente, es por tu seguridad,
nosotros te cuidamos
.
Flores de plástico, parques de plástico,
sueños de plástico, chicas de plástico,
hombres oscuros.
Nosotros haremos que te guste el frío,
nosotros haremos que agradezcas la escasez.
Bienvenidos a los detectores de metales,
a los detectores de bondad,
sonríe que te están filmando las cámaras.

Y ahora ya no nos gustan nuestros cuerpos
ya no nos gustan los consejos
ya no estamos en garantía
pero no deber cundir el pánico,
ellos cuidan de nosotros,
nos lo repiten cada día:
estamos trabajando en ello.

12 comentarios:

Señor Topo dijo...

Grande Marwan. Tremendamente grande.

Isa. dijo...

La pregunta es, ¿cuándo dejamos de ser nosotros? ¿Alguna vez fuimos nosotros? ¿Podemos ser sólo nosotros? ¿Es posible en la multiplicidad...?
Gajes de oficio, lo que tiene estudiar Filosofía ;)

Qué pases un buen puente! :)

Silvia dijo...

Buenísimo, no podría explicarse mejor...!!

Wanderer dijo...

No podría haberse dicho mejor. Grandísimo poema.

Me ha recordado a un texto de Julio Cortázar, aunque no sé muy bien por qué, ya que en él se destaca un carácter más voluntario. Pese a todo, te lo dejo por aquí:

"Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son."

Liedchen dijo...

qué miedo...

Un abrazo

carmen.-

Rodolfo Serrano dijo...

Fantástico, amigo. Maravilloso y real poema

Marisa dijo...

un mundo distópico, es todo un reto, siempre lo fue...

C. dijo...

¿Y no estamos a caso volviendo a ser nosotros, recuperando la voz? Yo creo que sí, aunque sea difícil. Aunque de tanto trabajar con máquinas nos convirtamos un poco en eso, en máquinas.
Grandes textos, grandes canciones, grande tú.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

No existen placebos que sanen grandes enfermedades, las que nos invaden ahora son la incertidumbre y la desesperanza, sin un futuro que nos dé el aliento suficiente como para no rendirnos.

Es verdad, todo se volvió plástico, ya nos somos de carne y hueso, somos aquello que quedó de una humanidad que tenía la capacidad de soñar sin miedos ni pesares.

Petons Marwan

salutica3@gmail.com dijo...

Que se puede esperar de esta sociedad, cuando una niña de 4 años te dice mama quiero esto y tú le respondes:- No llevo dinero y ella contesta: -Si llevas la tarjeta. Es una gran pena. Pero para eso están los padres para recordar que en un pasado no muy lejano lucharon por nuestra libertad en muchos sentidos. No hace tanto de aquello y hoy día parece que a pasado una eternidad.

JOAN dijo...

Se nos ha quemado el mundo entre las manos, se nos ha vendido humo y hoy solo somos la base de una pirámide, la de su cúspide, la de sus privilegios...
Nos han vendido mentiras, y las hemos comprado, nos han vendido consumo, y nos lo hemos tragado...

En fin, creo q sin querer acabo de crear un poema jaja, lo rescataré! Magnífo y autentico tu post.

un abrazo!!

Pat dijo...

Buenisimooo, triste realidad, k espermo sigamos cambiando.

Besos