26 jun. 2011

Telefónica

Lo cierto es que a menudo
me cuesta reconciliarme con mi pasado
y no logro entender
-aunque lo vea con claridad-
que si fuiste completamente ingrata
o tus bandazos me partieron en mil tristezas
fue solamente por tu incapacidad
para conducirte de otro modo.

Me gustaría entonces
desabrocharme con maestría los rencores
dejar de hacer el amor con mis derrotas
sacarme de la rabia tu imagen de niña buena
y llamarte para invitarte a cenar civilizadamente
pero anoche lancé el móvil contra tu recuerdo
y va estar difícil que Telefónica me lo reponga.

2 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

uno de los mejores poemas que he leido en este espacio. Me enhorabuena.

p.d: Esperando tus próximos trabajos.

Isa. dijo...

El pasado nos acecha en cada esquina, sobre todo las de la memoria.
Me gusta el poema pero sí, siento darte la razón, esta vez va a estar complicado que Telefónica te lo reponga.

¡Qué pases un buen día!
:)