8 oct. 2010

Jabulani


"Es evidente que el balón protege a quien lo quiere.
Esa es la singularidad histórica de la Roja.
La relación que mantienen los jugadores entre ellos,
con el mister, y con el balón se basa en una inteligencia emotiva.
Y por eso el balón está más a gusto con ellos."
Manuel Rivas


Aquel balón quería a España.
Aquel balón dorado envenenado
como una trucha viva en las manos de los porteros,
como si estuviera jugando con ellos, quería a España
porque era quien mejor lo trataba.

Suspiraba por la cosquilla de la hierba
sobre su lomo como un caballo tumbado
y se rebelaba -cometa en la ventisca o topo inesperado-
cuando no conseguía zafarse de la triste coz
del otro fútbol,
de los pies como martillos.
Por eso no obedecía y se pensaba
adoquín contra los embajadores de lo práctico.

Amaba la lentitud
de las mejores historias de amor
toque tras toque,
le gustaban las caricias
de los que se saben amantes
toques suaves,
soñaba que la vida acabara con un beso
enamorado a la red rival.

Aquel balón quería a España.
No hay otra explicación.

6 comentarios:

Isa. dijo...

Me trae inevitablemente tantos recuerdos del Mundial...
Fueron grandes días, sí señor :)

∫эЅšψ dijo...

Hasta a los más escépticos respecto al fútbol les has arrancado una sonrisa. Tienes esa "magia" hasta para describir algo como un partido.
Me gusta.
Me gusta mucho.

Un besazo!

Liedchen dijo...

Original.

Un abrazo de campeones del mundo ;)


carmen.-

Azul dijo...

Es lo más difícil, hacer de algo tan simple como una balón (que parece de playa...), algo recurrente...

Un abrazo

VERDADERA dijo...

Un grupo de deportistas , sin estudios superiores, de diferentes equipos , de diferentes culturas le han demostrado a los políticos de pacotila que tenemos que ENTRE TODOS , arrimando el hombro se puede ganar y demostrar clase , inteligencia y sbaer estar.

César de Centi dijo...

Grande Manolo! abrazo!