10 jun. 2010

Columna 36 para el Diario de Almería: LOS IDEALES

Los ideales

Hace un par de años leí una entrevista en la que hablaban de que gran parte de los problemas de las parejas reside en los ideales que se tienen. Se refería a los ideales del amor que esta sociedad va clavando en nuestro subconsciente desde que nacemos. Los mensajes del tipo "fueron felices y comieron perdices", el ansiado príncipe azul y los cuentos infantiles sobre el amor eterno (que puede serlo pero no es usual) han hecho mucho daño porque poco o nada tiene que ver con la realidad del amor. Vivir en el idealismo supone una dictadura horrible para nuestras parejas cuando les exigimos que cumplan constantemente con nuestros inalcanzables ideales y posteriormente les culpamos de nuestras decepciones aunque la decepción real sea con las expectativas que uno tiene. Preferimos un amor asistencial, que nos llene de atenciones, a tratar de construir mano a mano un lugar que compartir. ¿No es triste?

18 comentarios:

Cuerpos a la deriva dijo...

Muy triste. Lo mismo que las historias de amor de película, como dices tú mucho mejor el cine independiente.

Un beso Marwan.

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Nadie entenderá que las relaciones convencionales no funcionan?

ORTEGA dijo...

Marwan? Puedes dejar de espiarme? jajaja no sé como lo haces que de ven en cuando das en el clavo

Zeru Gorriak dijo...

Esta mañana hablábamos de eso con una amiga. Lo más triste no es que exijamos tanta tontería, lo peor es que tiremos la toalla a la mínima, por no saber reinventarnos a nosotros mismos ni al amor. Al final uno se cansa de no encontrar lo que busca, otras veces las cosas se acaban, o pensamos que se acaban porque nos es más fácil deshacernos de los inconvenientes y dificultades que traen consigo las relaciones. En fin.

Un abrazo.

Nagore

Anónimo dijo...

Muy triste...
Esta mañana venía en el autobús al trabajo en compañía de Gil de Biedma. Y me recuerda tanto a mi. Esa ansiedad por vivir el amor y esa incapacidad para comprometerse con él.

Una vez escribí:

"La gente busca un amor para toda la vida o un polvo de una noche. Yo busco enamorarme una noche".

"Cuando encuentre el amor le pediré si quiere estar soltero conmigo el resto de su vida".

Yo elegí, en su día, no tener pareja. Dejé al padre de mi hijo por 1.500 razones. Entre ellas esas constantes exigencias que te "aseguran" tener al lado a esa persona. Yo veía esa seguridad y todo lo que venía detrás: vacío, apatía, desidia...

Lo más triste de todo es que nos han enseñado a funcionar de una manera. Como dijo un gran sabio: "nos dictan frases sin enseñarnos a aprender".

Mi gran reto es enseñarle a mi hijo a identificar sus propias necesidades. Mi reto es enseñarle a escucharlas y a ser consecuente con ellas.

Menos mal que estáis vosotros, como ya te comenté por otra vía, para cantarnos y hacernos ver que no estamos solos, que no somos los únicos que sentimos así la vida.

Sois mi gran compañía. Mi gran empatía.

Anónimo dijo...

Creo que sólo intentar, durante toda una vida, el tener un hogar al que tengas ganas de ir después de un día de curro. O solo luchar por vivir, amar sin condiciones y sin examinar de qué manera te aman, es la misma sensación aunque intermitente en el tiempo que en mi caso tengo cuando mi hija me empapa con una de sus sonrisas. Satisfacción, orgullo...qué mas. "...y vivieron felices y comieron felices...", es el resumen de toda una vida cuesta arriba, no debe ser bueno para el alma una postura tan cómoda.
HELLY.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Me ha gustado mucho lo que has dicho sobre lo de tratar de construir mano a mano un lugar para compartir.

Pensaré en ello cuando deje de ver el azul de mi principe.

Petonets petit!

Rosana dijo...

Es triste, sin duda. La magia de una relación, sea cual sea su naturaleza, nace del árebol de 3 ramas: no juzgarse, no exigirse y no controlo...


Y dejo dos frases que me gustaron:

-¿Por qué ha de ser más hermoso el amor que mas dura, no es el amor en sí más que una elección en un hecho en sí mismo sino la propia elección de volver a romper tu esquemas y arriesgarte a sufrir; querer volver a batallar sabiendo que puede ser una cicatriz más con nombre propio?


o este trozo de Drexler que dice "estamos cantando a la sombra de nuestra parra
una canción que dice que uno sólo conserva lo que no se amarra
y sin tenerte, te tengo a vos y tengo a mi guitarra "

Alex dijo...

La culpa es de Disney :)

ananita87 dijo...

Hoy te he descubierto a través de un amigo. Me has emocionado con tus letras; entro aquí y me encuentro con temas como este. ¿Debo arrepentirme de no haberte encontrado antes? Gracias por removerme.

Yendo al tema en cuestión, afirmo que yo creo en el amor, pero soy conciente que el amor es libertad. Libertad de querer estar con alguien, de tener admiración, respeto, cariño y esas ganas enormes de querer ser mejor persona. No creo que eso sea un espejismo ni idealismo. Es tener esperanza en el ser humano, en que hay más que guerras y tristezas. Que se puede compartir la vida con alguien...que existe esa persona.

Miguel dijo...

hoy llego a mi correo
tu " algo más fácil " de la persona que menos me esperaba.
un abrazo marwan

fluorescentadolescent dijo...

El problema de esos ideales es, que cuando te das cuenta de su inexistencia, ya has perdido mucho tiempo buscándolos...
Te echamos de menos por Murcia

EL perdido dijo...

Hola Marwan, quería decirte que hace sólo unos dias que te he "descubierto", vamos, a ti y a Luis Ramiro, y me preceis ambos dos pedazos de artistas, en serio. Una nueva generación de cantautores. Verás, soy poeta, y me gustaría saber si podías pasarte por mi blog; eldiariodelperdido.blogspot.com y decirme si te gusta loq ue leas XD. Un saludo, y sigue haciendo música, que eres muy bueno!

Sonia dijo...

...es lo bueno de ser republicana...no me van los príncipes...y menos azules...

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Estuviste genial en Cádiz, y esto es para ti,
http://queandarashaciendoahora.blogspot.com/2010/06/el-chico-del-pelo-lo-afro-que-nos-roba.html

Un beso muy grande

Anónimo dijo...

Que mejor manera de pasar el tiempo que estemos en esta vida, que buscando el amor, el único, el eterno, el imposible, y una vez encontrado, disfrutarlo, cuidarlo, sin guardarnos nada para después, y si algún día nos despertamos o nos despiertan y decimos o escuchamos....lo siento, se acabó.....pues, que mejor manera de pasar el resto del tiempo que estemos en esta vida, que saliendo de nuevo a la calle en su busca...

Amar es vivir, y cuantos más amas más vives, entonces.......¿ por que conformarse con menos ?

antonio

Jacqueline Farfán dijo...

Qué delicia ha sido leerte, Marwan. El amor y sus vericuetos, parecen ser el centro de nuestra existencia. Y los ideales, qué fantochada, corremos tras ellos, pero terminamos amando los un mil defectos.
En lo que creo que coincidimos todos, es que la única forma de amar es en libertad; atados por voluntad propia, a lo que no se ve.
Un beso!!!

Jacqueline Farfán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.