25 nov. 2009

Las 2 últimas columnas de El Diario de Almería

El Nano

El Nano es el nombre con el que siempre llama Sabina a su compañero del alma Serrat. Un nombre tan familiar y cómplice como lo es el mismo Serrat para todos los españoles. Posiblemente no exista otro músico tan cercano, tan nuestro como lo es él, ni nadie que haya definido tan bien la sociedad española, con sus ciudades, sus campos y pueblos, con sus costumbres y fiestas. Serrat forma parte de los hogares españoles por meritos propios. Parece como si hubiera estado en cada cocina, en cada bar o escuela, que hubiera sido nuestro compañero de juegos para definir nuestra niñez o vejez y todos nos hemos sentido más acompañados y comprendidos al escuchar sus canciones de amor y desamor. Ha hablado de todo y de todos, ha sido el amigo que siempre quisimos tener, el poeta que todos un día soñamos ser. Si alguien se merecía la medalla de oro de la Universidad de Almería que recibió esta semana era él. Que bueno que te la dieron. Enhorabuena.


El presidente

Aquella noche fue elegido presidente un hombre que no olvidaba a los que vivían fuera de los telediarios ni a los que ocupaban sus crónicas más tristes. No llenó su discurso de promesas sino de intenciones. Habló de lo difícil que sería, mostrando así lo que ningún político se había atrevido a mostrar: su fragilidad. Pero no olvidó mostrar a la vez su firmeza, su fé inquebrantable en su papel. Al igual que en la tierra hay corrimientos en las placas tectónicas, grandes movimientos de extensiones infinitas de tierras que producen grandes sacudidas, esa noche hubo un desplazamiento en las conciencias, un desplazamiento colectivo, universal. Aquel hombre renunciaba a seguir aplastando inocentes, sacó del diccionario la expresión “daño colateral” y habló de derechos fundamentales, sin reproches, sin dedos acusatorios, sin renunciar a nada. Ese día cambio el mundo, porque ese día la ética, por fin, llegó al poder.

5 comentarios:

Liedchen dijo...

La familiaridad de Serrat.. En mi casa es el Tito Joan, por todos los ratos que nos ha acompañado.

No llenó su discurso de promesas, sino de intenciosnes (...)
Ese día cambio el mundo, porque ese día la ética, por fin, llegó al poder


Buenísimo, me encantó cuando lo leí en El Almería.

Un abrazo!

zerugorri dijo...

Me gusta la de "El Presidente" ojalá algún día

Romano dijo...

Vamos,,,el Nano es de la Familia,como Sabina,Ismael,tu y tantos,,,

Cercanos en las buenas y en las malas,,,

Abrazos

Pili dijo...

Creo que todos soñamos con esa noche...

RebecaPequeñaNube. dijo...

Respecto a Serrat, no hay palabras!, y ya las has dicho tu las que hacian falta, solo una cosa a modo anecdota...esta mañana justo discutia con unas amigas sobre que ami me encanta Serrat que era unos de los cantautores más grandes y ellas me decian que no flipara...jajaja casualidad encontrarme hoy esto.

...Sobre el presidente, ojala un dia la etica llega de veras porfin al poder.

Abrazos.