23 sept. 2009

No he venido aquí...

No he venido aquí a hacerle
la autopsia a los que fuimos.
No es eso.
Los 2 tenemos claro que no puede ser
por encima de razones y discursos.
Sólo quiero decirte lo que siento,
soltar lastre, coser las alas,
que me digas que a pesar de todo
todavía piensas
que mereció la pena.

14 comentarios:

vida dijo...

Preciso, doloroso... Pero me encanta!

Un abrazo grande!

¿Noticias de tu posible visita a Valencia?

María Paula dijo...

Son palabras que a veces se necesitan decir...
pero también a veces, la otra parte ya no tiene interés en escucharlas..
Aún cuando uno no tiene ganas tampoco de autopsias sino de coser alas...

Besos Marw

Rayco dijo...

desgarrador.....pero hermoso......

como dice Maria Paula.....muchas veces la otra parte ya no quiere escuchar nada.......

por lo menos.....por una parte si mereció la pena, eso debería bastar para calmar a tu conciencia.

Sonia dijo...

Precioso...como siempre.

Eternamente, Yolanda dijo...

Creo que uno de los dos miente,
uno de los dos hurgará en la herida hasta desangrarse,
porque siempre hay uno que ama más.
uno de los dos.
Besos, Marwan.

eFe dijo...

y q a pesar de todo
merezca la pena

cósima dijo...

Bonito, Marwan.

Me recuerda a Luis Eduardo:

" Quiero que me digas amor
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo mas bello

Dímelo,

Me va la vida en ello ".

Ladrón de Guevara dijo...

Se echaban de menos estos versos.

Anadell dijo...

No hay mejor manera de resumir mi historia...
geniall

besos

julia dijo...

Tus palabras son sinceras pero no es eso lo que más me llama la atención, sino que trasmite ilusión a pesar de las adversidades.supongo que tras regalar un buen poema, lo que mejor es regalarte otro.


"en un rincón"

Allá,en un rincón
escribía su silencio
donde el papel eran sus manos
y las palabras un placer.

Allá, en un rincón
donde lo importante era contar
aunque sea hasta uno
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta tres
para contar de nuevo
con una misma. (julia Botella)

un beso.

anne dijo...

No podría decir nada que, simplemente, estuviera a la altura de tus palabras, eres un ejemplo a seguir, un escondiste donde refugiarse, unos brazos en los que descansar del miedo, del dolor, todo lo que dices tiene sentido y además, es dulce y directo, te admiro muchísimo.

Ven a Murcia!

coincidencia dijo...

23 = 14 + 9

Como tú, no estoy aquí para revolver la ropa vieja del cajón de los recuerdos...

Solo estoy dejando una huella para la casualidad

Anónimo dijo...

Es increíble. Poca gente como tú puede permitirse el lujo de expresar tanto en tan poco. Estuve en Galileo ayer día 26 de agosto porque nunca te había visto en directo y me caíste muy bien. Saludos

Anónimo dijo...

Duele saber que te han olvidado, que te nieguen un adiós, haber querido tanto