10 mar. 2009

11 de Marzo

Hola a todos. Hoy se cumplen 5 años de aquel jueves 11 de marzo que cambió la historia de muchísima gente. La verdad es que el tiempo ha pasado volando y tengo la sensación de que no se ha recordado todo lo que se debía a las víctimas o familiares que sufrieron perdidas o traumas irremediables. Simplemente quería dejar este post como muestra de recuerdo y de dolor por lo que pasó ese día y por lo que ha pasado después. España es un pais sin memoria y eso no se puede permitir.

Hoy canté mi canción sobre la catástrofe en Popular TV la cadena de los obispos. Me alegra enormemente haber tenido la oportunidad de haber podido cantarla precisamente en esa televisión debido al mensaje que creo que transmite la canción, muy diferente a lo que defienden ellos con respecto a los atentados. Podeis ver la actuación esta tarde en el programa "Pongamos que hablo de Madrid", que creo que es a las 17:00 o 18:00h.

Os dejo un fragmento de un poema de Abdellatif Laâbi, poeta marroquí que hizo este homenaje a las víctimas del 11-M.

Pueblo de Madrid, ¡perdón!

Gentes de Madrid
puesto que nadie ha pensado
en pediros perdón
lo haré yo.
Yo, ¡quién soy yo? Mi nombre no os sonará
¿Por qué lo hago? Qué más da
El grito precede a la palabra
que a menudo precede al pensamiento
y además el corazón tiene razones
que la inteligencia a veces desconoce.

Así que perdón, gentes de Madrid.
Perdón por las noches que vendrán
en blanco o en gris
cuando el ser querido
regresará como fantasma amenazador
a reprocharos que lo hayáis sobrevivido
Perdón por la mano
que no se ha encontrado
por el anillo de boda calcinado
el bote de maquillaje destapado
usado en el último momento
Perdón por los zapatos intactos
y el sujetador que aún huele
a vainilla o a rosa.
Perdón por los amantes de corazón andrógino
partido en dos
Por la risa electrocutada de niños
Perdón por las madres de la futura plaza
del 11 de Marzo
Perdón por el silencio de mis hermanos
por no decir su indiferencia
Perdón por lo que algunos de ellos
piensan por lo bajo
Perdón por no haber hecho más y mejor
contra el lobo que diezma
mi propio rebaño
Perdón por no saber lo bastante
vuestra lengua
para dirigirme a vosotros en buen castellano
Perdón a Lorca, Machado, Hernández
por no decir a mis hijos que los leyeran
Perdón por las lagunas y los hechizos
por los ojos secos de la compasión
Perdón por lo poco que pueden las palabras
dicen a medias
y casi nunca saben
pero por favor
perdón.

Besos y abrazos

15 comentarios:

Enana. dijo...

Gracias, Marwan porque nunca fui buena con las fechas (realmente es que no sé en qué día vivo). Gracias por abrir de nuevo ese agujero en mi pecho cada vez que recuerdo aquella mañana. Gracias, porque realmente no quiero que se cierre nunca y no suelo hablar de esto puesto que aún siento rencor y odio y, la verdad, no sé hacia quién y, cada vez que me paro y encuentro este recuerdo dentro de mí... aún hoy no puedo evitar llorar a toda esa gente que se quedó vagando en las vías. Gente a la que no conocía y no conoceré. Gente... mi gente... mi Madrid.

Y gracias, gracias a Abdellatif Laâbi. Mil gracias porque me ha emocionado. Gracias y también perdón.

Un beso, Marwan.

.oO(MaryAna) dijo...

Joder, que dura la poesía... que duro ese día... No creo que la gente se olvide, yo creo que duele recordar porque cualquiera o algo mucho peor, cualquier ser querido pudo haber estado ahí...

Anónimo dijo...

Por la recuperación de la Memoria (histórica)...
Hoy es día de doble tristeza para mi.
mil besos y un fuerte abrazo
Patri

Anónimo dijo...

"Perdón por la mano
que no se ha encontrado
por el anillo de boda calcinado
el bote de maquillaje destapado
usado en el último momento
Perdón por los zapatos intactos
y el sujetador que aún huele
a vainilla o a rosa."

Brutal...(sólo quien lo ha vivido...)

Dario dijo...

Muy bueno, un gran abrazo

Reyes dijo...

Gran poesía la de Abdellatif Laâbi.
Gran recuerdo el tuyo, Maru.
Grande. Besos fuertes!

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias.

Creo que es lo menos que podemos hacer. Aunque sea desde nuestro pequeño ordenador, creo que se merecen un minuto de recuerdo.

Creo que les debemos no olvidar, recordar, y aprender.

Gabriel Fernández Muñoz dijo...

muy emocionante, no podemos olvidar el pasado, pues son los cimientos del futuro
un gran abrazo a todos
y a tí Marwan mil gracias

olga 73 dijo...

Marwan, les hiciste la canción más bella. Gracias. Un beso. OLGA.

Lore* dijo...

se me han puesto los pelos de punta leyendo. gracias.

esta mañana iba yo en el bus acordándome de ese día también, mientras sonabas tú en mi ipod...
qué bonito recordatorio les hiciste tú.


un beso.

Romano dijo...

Abrazos Solidarios desde Buenos Aires

eFe dijo...

Tu canción siempre me ha puesto la piel de gallina


siempre acabo llorando cuando la escucho

iliamehoy dijo...

Gracias, sobre todo por la poesía, que nos erige a todo en más culpables por inocentes, por confiados, por dejarnos manipular casi siempre.Cada día explotan nuevas injusticias, y todas lo son, por igual.

Edge Carrasco dijo...

Buen dia buen Marwan, comentarte que anoche estuve en tu concierto en el Colegio Mayor .. Me dejaste completamente perplejo tio, llevo 5 años en Madrid y es la primera vez que conozco un verdadero musico Indie, por asi catalogarte, un cantautor unico y con una transmision perfecta. Que Dios te acompañe en tu camino musical y tengas el exito que debas tener..

Saludos

Sara VK dijo...

El 11-M escribí esto, y hoy, 5 años después quería recordarlo:

"Recuerdo perfectamente el 11-S. Un dia horroroso para la humanidad, que me hizo pasar miedo, mucho miedo, por lo que se nos podia venir encima. Estaba sola en casa aquel dia, viendo la tele, con ese miedo "cómodo" que te da el sofa, y el saber que todo eso ocurre a miles de kilometros de distancia.

Ayer volvi a estar sola, vestida para salir hacia clase. Recibo la llamada de mi madre, que me dice que no vaya, que está sucediendo lo que hoy todos sabemos y que hay riesgo de más atentados. Y me quedo en casa. Al principio no parece tan grave, pero me quedo desde temprano pegada al televisor.

Hablo con lo familiares que puedo. Me faltan algunos por contactar pero por ahora la cosa va bien, no hay heridos entre ellos. Me faltan un par de amigos que no encuentro y algun vecino, pero intento no perder los nervios.

Veo en la tele a varias personas que conozco, alguna de vista, otras de algo más, y me niego a seguir parada.

Cada vez la cosa se pone mas fea. Los miles de kilometros de los atentados de Nueva York han quedado reducidos a simples metros, o poco kilometros, que separan mi casa de los 3 sitios atacados (3 "zona cero"). Constantes alarmas, sirenas, helicopteros, gritos de la gente, lloros, me hacen estremecerme y rompo a llorar.

Hay miedo, muchisimo, pero a la vez hay fuerza, y no me quiero quedar de brazos cruzados. No es mi estilo, nunca lo he hecho, y esta ocasion lo requeria más que nunca. Yo tenia dos brazos y dos piernas que seguro servirian para algo, y por lo que se veia en la tele la mayoria de la gente empezaba a perder alguno de sus miembros. JODER!!!!! Algo podría hacer.

Me dispongo a ir hacia el pozo del tio raimundo ya que, por lo que oigo, es el lugar que peor está y en el que menos ayudas están recibiendo.

Veo la estacion de lejos, me da pavor acercarme, pero aún asi lo haré. Aun estaba lejos cuando una mujer gritando me dice que la ayude a buscar a su hija que la habia dejado en el cole y no la encontraba, que era morena, de 5 años, y tantos adjetivos que no creo que fuese capaz de recordar ninguno. No habia moviles para avisarnos (muchos de vosotros lo comprobariais al intentar localizarme). Era una situacion...

No me acerqué mucho más. Habia demasiado que hacer alli lejos (a unos 400 metros del tren), y además decian que no te dejaban acercarte mucho, que para eso estaban ya los del samur.

Estuve alli cerca de una hora, sobretodo intentando calmar a gente angustiada, y muy nerviosa. Dandoles agua, sujetandoles el bolso o el gotero o desinfectando alguna herida con cosas que los vecinos llevabamos de nuestras casas. Pero creo que fue la hora mas larga de mi vida. LLegaban noticias de Atocha y de Santa Eugenia y la cifra subia y subia como la espuma. Que horror!!!!

Fue un día traumatico, sin comer, enganchada a la tele. recuerdo perfectamente el abrazo de mi madre al llegar a casa.

Asi me fui a la cama, con la satisfaccion que te da el saber que todos lo que te rodean están bien, con la impotencia de no haber podido hacer más, y con la rabia de que todo haya pasado en un barrio obrero como el mio.

Rompi a llorar, y con las lagrimas en los ojos, me dormi."