16 oct. 2008

Existen personas (de Jorge Luis Borges)

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado,
viendo muchas lunas pasar
Más otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de amigos

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza a uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros. Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse por nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un enamorado. Eso da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies. Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.

Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca. Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que siempre están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra. El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.

Pero las que nos dejan felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.
Hoy y siempre...
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros.
Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad...

19 comentarios:

Иú®iĂ dijo...

jamás lo había leído y me ha encantado! gracias por el descubrimiento Marwan!! me lo voy a llevar a mi blog para compartirlo con más gente porque es muy bonito!

May dijo...

que cierto eso de que a veces algunas personas pasan casi un instante y deja algo de ellos en ti.
Gracias por el texto, yo creo que lo leí hace tiempo.
may

Sara dijo...

A mi la amistad siempre me resultó algo complicada. Siempre me costó encontrar amigos, duraderos o efímeros, y debe ser por eso que casi siempre que se cruza en mi vida alguno de ellos, me cuesta mucho, mucho soltarlos, al menos en el corazón, pues ya sabemos que en el día a día es más complicado.

Hace algunos años tomé la costumbre de hacer, con la excusa de la Navidad, algún pequeño regalo a ese pequeño circulo de amigos que seguía mi lado, cosas pequeñas, el año pasado fue unos pequeños cofres que contenían una piedra, cada una de un color, pensando en el destinatario. Preparé diez cajitas. Todavía sigo sin haber entregado cuatro de ellas, porque no he vuelto a saber demasiado de aquellas personas, porque no hemos encontrado el momento de tomar ese café, y aunque eso me entristece enormemente, me siento afortunada por haber podido preparar y entregar las seis restantes.

Cuidaré, a partir de hoy más todavía, a mis escasos amigos, como hojas que se caen el otoño.

Gracias por el texo,

Eclipse dijo...

Mi querido Marwan, este escrito no podría haberlo hecho jamás un señor como Borges, discúlpeme el atrevimiento. Ni bien lo leí me di cuenta de que era imposible que fuera suyo. Busqué en Internet y lo comprobé:
aquí
Hay otro poema mal atribuido a este grande argentino. Hace un par de años leí estos artículos: 1 y 2
Perdón la intromisión, pero para esta ferviente admiradora de Borges es un poco raro ver estas cosas atribuidas a él, por más bonitas que sean.
Pero vamos, que el texto es lindo.
Saludos transoceánicos.

Gema dijo...

Bonito texto, gracias por compartir
Es la primera vez que visito tu blog, espero hacerlo con frecuencia
Saludos cordiales

gema maría dijo...

Ays, ays... me iluminas maru...
Te espero en Salamanca, no te olvides que me lo prometiste en libertad 8, por cierto enhorabuena por tu arte y espontaneidad en cada concierto que das (sin haberlo preparado....jeje)

eva dijo...

precioso, me ha encantado, las dos primeras lineas.... aplícatelo, me hace feliz tu musica.

besitos

Anónimo dijo...

Ya sé que no tiene nada que ver con el hilo, pero solo quería darte la enhorabuena por el concierto de anoche. Animo y saca de lo malo lo bueno, en tu estado estás para componer un disco doble!
por cierto, los gritos mariachis eran nuestros...

Ladrón de Guevara dijo...

Bonitas palabras. Sobre la amistad, en mi opinión no se puede generalizar, porque cada amigo es un mundo en si mismo, y cada vez que pasa un soplo de tiempo, cambia.

Por eso, un amigo no deja de sorprendernos.

Un saludo.

Emilia dijo...

Hola!

Viajando de blog en blog he llegado a este, que es muy bonito por cierto...

Pese a que las palabras me han parecido muy tiernas, tengo entendido que no son de la autoría de Borges y que incluso lo manifestó así su mujer María Kodama.

Espero no ofender con esta aclaración, pero siempre es buena este tipo de aclaración


Saludos!

Mar (La vieja sirena) dijo...

Yo ya sabía de la polémica sobre si este texto era o no de Borges, para mí no es del maestro de maestros, no acabo de verlo de su estilo, pero lo que es indudable es que merece la pena leerlo y pensar en lo que dice, así que gracias por compartirlo
Un abrazo

txilibrin dijo...

Como toda la gente que he conocido gracias a vosotros.
Buena gente (y mala). Pero al final eso también cuenta.
MUA

¡¡¡Gracias por ser una hoja!!!

Mar dijo...

Sea de quien sea..gracias Marwan por ponerlo aquí y compartirlo, porque sin duda la eleccion ha sido tuya y el texto es precioso.

(Cada vez menos para el concierto en Valladolid!!!que ganas que ganas!!!)


Salud^^

Silvia dijo...

Te he visto hoy en bilbao, genial, me has encantado! q forma mas peculiar de introducir tus canciones, jajaja, pero has llegado al público y yo me he ido con tu disco a casa! Feliz, porque he pasado dos horas tremendas!!

Me pasaré por tu blog!

Un besoo

Reyes dijo...

Todo el que se cruza o se queda en nuestra vida tiene una ramita del árbol...Que bonita lo hace el autor, que bonico tu por ponerlo!Gracias, Marwan!

Anónimo dijo...

Cuando uno se dedica a algo en lo que se cruza con mucha gente de todo tipo se da cuenta de que necesita ser un árbol enorme. Y llega un momento en que otros árboles, con sus propias ramas, se unen casi tanto que acaban por ser uno. Y acaban etapas y se quedan millones de restos pegados a tu cuerpo y cada vez te vas haciendo más grande.

He utilizado tu música para darle un poco de desequilibrio a un equilibrio imposible que lleva afincado en mi vida los últimos meses. Y he dado besos gratis porque la vida solo dura un beso y hay que aprovecharla.

Ayer un abrazo de un desconocido me hizo volver a flotar un poco.

Una reciente descubridora.

Caro! dijo...

Hermosas palabras, aunque no forman parte de la bibliografía de Jorge Luis Borges, muchos textos le han sido atribuidos, este es uno de ellos. Te recomiendo Ficciones, un libro de cuentos maravillosos, entre ellos estan Funes el memorioso y La muerte y la brújula. Espero lo disfrutes!

Besos porteños, Caro!

Anónimo dijo...

Muchas gracias por colgarlo! me lo llevo a mi blog! besosss

P.Q.

Alicia dijo...

Colgé este mismo texto en mi blog hace un tiempo... me parece genial, simplemente. Un beso