17 sept. 2008

Preguntas (de Juan Gelman)

Ya que navegas por mi sangre
y conoces mis límites,
y me despiertas en la mitad del día
para acostarme en tu recuerdo
y eres furia de mi paciencia para mí,
dime qué diablos hago,
por qué te necesito,
quien eres, muda, sola, recorriéndome,
razón de mi pasión,
por qué quiero llenarte solamente de mí,
y abarcarte, acabarte, mezclarme en tus cabellos
y eres única patria
contra las bestias del olvido.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Por verdad y justicia, que se sepa qué dónde está la nuera de Gelman.

Sole dijo...

Vaya preguntas de dificil respuestas....

Yo no lo se, pero por lo general siempre tengo mas preguntas que respuestas..


Besos

nosoyrecomendable dijo...

este hombre es otro "pendiente" ... lo poco que he leído de él siempre me ha gustado mucho ....


este año me voy a culturizar como nadie!!! jeje!!!




noto melan.colía ....




muÁ.muÁ.muÁ

Ladrón de Guevara dijo...

"por qué te necesito"...

La única pregunta que, si se hace sinceramente, no tienen nunca respuesta.

Un saludo

May dijo...

cuanto duelen a veces las preguntas...
un abrazo,may

Sara dijo...

Conocemos los límites de la persona a la que amamos en silencio, sin poder decírselo en voz alta, porque aunque acepte nuestras caricias, si nos oyera, saldría huyendo. Jamás revosaríamos esos límites, aunque nos morimos por hacerlo, aprender que las reglas están para saltarlas, para no poner límites a los sentimientos, aunque no él ( o ella), no quiera escucharnos. Simpre nos sentimos atraídos a esa persona que está tan lejos, aunque su cuerpo nos acaricie por la noche.

Pablo dijo...

Acercarse a la literatura latinoamericana, en poesía y oen prosa, es tan peligrosamente adictivo como inspirador. Un duelo a esgrima entre dos especies de árboles se desata cada vez que uno abre un libro de Benedetti, Gelman, Girondo, Rulfo, Cortazar... o por qué no... García Marquez.

El amor en los tiempos del colera es un matadero clandestino

jejeje

Conrado Arranz dijo...

Encontrar más allá de cualquier frontera. O al menos buscar. Gracias por rescatar a Gelman en tu blog.

aroa dijo...

llegué aquí desde la de Gondal, que hace días me quiso llevar a un concierto pero no pude, febril asunto no me dejó

a ver si al próximo
gran poema del Gelman!