13 sept. 2008

Nadia... (de Raymond Carver)

Nadia, mejillas encendidas, feliz, los ojos brillando con lágrimas a la espera de algo extraordinario, bailaba y daba vueltas con su blanco vestido ondulando y dejando ver fugazmente sus esbeltas y bonitas piernas en sus medias color carne. Nadia, extremadamente contenta, cogió a Sergey por el brazo y le dijo en voz muy baja con expresión significativa: "Pequeño, no te alejes de la felicidad. Acéptala mientras se te ofrece gratuitamente, después correrás detrás de ella, pero no la podrás alcanzar."

Este es un poema de Raymond Carver. Todo lo que he leido de el siempre me ha dejado impresionado. Lo que más he leido de el son relatos cortos. Alli van apareciendo diversos personajes bajo el denoinador común de la derrota. Se trata de hombres y mujeres que han acabado hundiendose por los golpes de la vida pero sin llegar al pesimismo y oscuridad de los personajes de Bukowski sino dejando siempre algún resquicio o pasaje donde se cuelan los buenos sentimientos y la esperanza, alguna franja de luz a traves de la oscuridad. Este es un pequeño poema que lei un día. Me encantó. Espero que os haya gustado.

14 comentarios:

Liedchen dijo...

La belleza por estar allí y ser cotidiana no deja de ser belleza... Supongo que con la felicidad pasa lo mismo.

Es una pasada, muchas gracias Marwan.

Un beso

[Saray] dijo...

Y hoy, por primera vez, me paso por aquí para firmar.

Me ha gustado la historia que has puesto hoy, qué sería de nosotros sin esos momentos de felicidad?, sin las pequeñas cosas que nos hacen sentir plenamente felices?, sin las personas que día a día nos acompañan en ese Camino hacia la felicidad?
Y gracias que guardamos la esperanza, y gracias que seguimos soñando, y luchando día a día por algo mejor.

Gracias por tu Música Marwan, gracias por tus letras, porque son cercanas, verdaderas, porque llegan, porque marcan y suben el ánimo...
Gracias por tu humor y cercanía y...para cuando una visita a Asturias? te esperamos, o al menos, yo.

Mi blog es más bien nuevo, si tienes un ratito, y te apetece, pasate.

Besos.

Angela dijo...

Esto me ha dado que pensar: A veces pasamos la vida esperando que pase algo que nos de la felicidad, pero realmente se puede ser muy feliz sin necesidad de que ocurra un milagro. Solo hay que aprobechar las pequeñas cosas que nos ofrece la vida todos los dias y aprender a apreciarlas... y sonreir mucho!



Aunque reconozco que no es tan facil...


Me ha encantado tu blog.

Un beso

nosoyrecomendable dijo...

a mi no me ha parecido tan esperanzador ... llevo pensándolo desde ayer y por más que lo leo no llega a "hacerme feliz" .... o la aprovechas ahora (lafelicidad) que te viene dada o te pasarás la vida corriendo detrás de ella y nunca la alcanzarás ... :S



aunque también es cierto que yo tengo mi propia teoría sobre la felicidad .... no creo que exista .... creo que más bien existe un camino hacia ella que debemos ir andando y disfrutando .... si realmente se alcanzase un instante de felicidad plena, qué sería de nosotros cuando acabase??? .... qué deberíamos hacer??? .... lo que hay que hacer es vivir y saborear el camino .... para que el día que acabe, echar la vista atrás y poder reconocer si en realidad se ha sido feliz ....


en fin! reflexiones de domingo ....



de todas formas apuntamos la propuesta literaria .... me vas a tener que dejar algún libro!!! XD


muÁ


.

Ladrón de Guevara dijo...

Siempre me han gustado los personajes vencidos por el tiempo, por la desesperanza. Aquellos personajes perdidos que se encuentran, pero que nunca son capaces de encontrar el camino de vuelta a la felicidad, si es que hacia esta hay algún camino.

Un saludo.

Topo dijo...

Grande. Así es como te descubrí, por mera casualidad buscando vídeos de Conchita. Y me encantan tus canciones, tu manera de dejar escapar por tu boca cada pensamiento, indispensable y transferible. Me engaché al "meninos da rua" porque no he visto mejor melodía ni letra en tantísimo tiempo. Yo también escribo y si algún día te apetece, me encantaría que tú las echases un vistazo. Saludos Grande

Mar dijo...

Me ha encantado
Es cierto que hay que aprovechar los momentos felices, la Felicidad total en realidad no es más que eso, la suma de muchos pequeños momentos felices

Besosss

Anónimo dijo...

(Mar)

La felicidad, la vas teniendo poco a poco en pequeñas dosis,con los acontecimientos que van ocurriendo poco a poco en tu vida, con las personas que te rodean, por tus acciones..pero no creo que se pueda conseguir esa felicidad plena en ningún momento...

"No olvidar las pequeñas alegrías por lograr la gran felicidad"

Salud!!^^

Álvaro Dorian Grey dijo...

Mientrás esperas grandes felicidades no nos damos cuentas de los pedacitos de felicidad que se nos van apareciendo, de a poco.
Saludos y salud

eva dijo...

nadia, que nombre más bonito. Un beso

Ye. dijo...

Yo creo que tiene un poco de razón... lo acepto :)

Me gusta.

Sole dijo...

Hola Marwan , un gusto..he estado de paso por tu pais estos dias y he oido bastante sobre vos, en especial por una compañera Saray que me ha recomendado este sitio...y no ha fallado,me ha encanto lo que escuche...y lo escrito en tu blog, realmente me ha dejado pensando este pasaje de Carver "Pequeño, no te alejes de la felicidad. Acéptala mientras se te ofrece gratuitamente, después correrás detrás de ella, pero no la podrás alcanzar."


Cuanta verdad! gocemos de la felicidad mientras la tenemos, y disfrutemos de las pequeñas cosas que nos regala la vida..y vaya que nos sorprende a veces!!

Carver es muy recomendable, tengo el libro Vidas Cruzadas y lo releo permanentemente

Soy seguidora de Ismael Serrano desde hace años y he encontrado nombres conocidos por aqui...

Espero poder contar con algun concierto tuyo por Argentina, prontito!!

...si queres estamos en contacto...este es mi blog, un tanto abandonado pero ya recobrara vida..

Exitos en todo! Saludos desde el otro lado del charco..

Yem dijo...

Ummmm... me parece tan yo que me quedo con la recomendación.
Gracias!!!!

Pablo dijo...

Raymond Carver es un maestro, ¿has leido a Askildsen?...

Aunque dejan demasiado mal cuerpo, es mejor intercalarlos con alguna racion de Quim Monxó (por ejemplo)

un saludo